Partamos por el nombre. Este es un resumen de todas las boletas de honorarios recibidas por tu empresa (o emitidas por cuenta de terceros). Desde el punto de vista del dueño del negocio, se debiera llamar Libro de Boletas de Honorarios. Pero como el nombre lo pone el SII, se llama Libro de Retenciones, ya que al SII le importa cuánto impuesto se recauda a través de este método.

Un libro de retenciones se ve así:



Bruto: lo que la empresa paga. El líquido a la persona que hizo la boleta de honorarios, el impuesto al estado a través del F29.
Retención: impuesto que se paga en el F29
Líquido: lo que la persona que emite la boleta de honorarios recibe.

¿Qué pasa si el que retiene es el emisor de la boleta de honorarios?

El impuesto lo paga el que retiene el impuesto y, en el libro de retenciones de la empresa, no aparecerá ese monto.

Para ver este reporte en Clay deberás ir a Gestión Contable > Libro de Retenciones.
¿Este artículo te resultó útil?
Cancelar
¡Gracias!