El consumo de Clay depende del número de transacciones que registras mensualmente. 

Se define como una transacción cualquier movimiento bancario de abono o cargo o cualquier obligación de compra o venta individualizada en la plataforma.

Dentro de las obligaciones pueden considerar inversiones en créditos, fondos por rendir, facturas de venta, suscripción de derechos/acciones, notas de crédito, dividendos / retiros, etc. Por ejemplo, la cuota de un crédito puede contener hasta 4 transacciones: capital, gasto, interés y mora.

¿Cómo puedo ver mi consumo?

En el menú Ajustes Generales -> Facturación podrás ver el detalle de cuántas transacciones mensuales estás manejando.

¿Este artículo te resultó útil?
Cancelar
¡Gracias!