El crédito es una deuda que tradicionalmente se paga en varias cuotas iguales. Para mantener el monto de la cuota igual, lo que va cambiando es la distribución de interés y capital dentro de esa cuota. 

El detalle de esta distribución está contenida en lo que se llama "tabla de desarrollo del crédito" o "tabla de amortización del crédito", información que debes tener antes (como simulación) y después de firmado el pagaré.

Por ejemplo, en la siguiente imagen encontrarás una tabla que muestra el desarrollo de un crédito por $7.000.000 en 18 cuotas iguales de $424.423.

Tabla desarrollo crédito

En el pasar de las cuotas podrás ver cómo cambia la distribución entre el capital y el interés. Esto sucede porque el capital insoluto (o capital adeudado) baja en el tiempo, por lo que el interés por el capital adeudado es cada vez menor.

Ojo que si existiera una comisión en la cuota, ésta debe tener una factura con IVA asociada.

Conciliación en Clay

En Clay, cada cuota debe tener una obligación asociada al interés, interés de mora y el capital por separado. Existe la obligación Créditos, bajo la cual están las obligaciones de Capital, Interés, Interés por Mora e Impuesto Timbre y Estampilla. En cada obligación te pedirá los datos del crédito y un RUT asociado.

Hay dos formas de poder conciliar el pago del crédito. Veámoslas a continuación:

Creando Obligaciones
Cada cuota de un crédito tiene incorporados dos montos: capital e intereses (tal como se puede ver en la tabla de amortización). Estos deben ser conciliados por medio de dos obligaciones separadas.

Si seguimos con el ejemplo anterior, vamos a conciliar la primera cuota de este crédito que es por un total de $424.423. Esta se compone de $355.978 de capital y $68.445 de interés. Crearemos las obligaciones como sigue:

En crear obligaciones primero crea la obligación “Capital”

Completa los datos solicitados y en el campo de valor, debes ingresar la cantidad correspondiente al capital pagado en la cuota según la tabla de amortización, finalmente haz click en crear.

Ahora para los intereses nuevamente ve al botón de crear obligación y crea la obligación llamada “Interés”.

En este menú rellena los datos solicitados tal como lo hiciste anteriormente, solo que en esta oportunidad en el campo valor se ingresa el monto de interés de la cuota a conciliar (Clay por defecto ingresará el monto restante por conciliar de la cuota).

Con esto ya habrás conciliado correctamente la cuota de tu crédito.

Importación masiva de créditos
También tienes la opción de cargar de forma masiva los datos de tu crédito. Para esto debes hacer lo siguiente:

En el menú lateral de Clay primero haz click en el módulo de Ajustes Generales y luego en Exportar/Importar.

Ve a Importar Créditos vía Excel. Baja el formato del archivo necesario para importar.

Rellena los campos solicitados en el Excel tal como vemos en este ejemplo

Luego guarda los cambios en el Excel, ve nuevamente al importador, selecciona el archivo y con esto quedará importada la totalidad de las cuotas de tu crédito.

Finalmente cuando pagues cada cuota, ve al movimiento bancario del pago de crédito y presiona en "Buscar Match" dado que ya tienes las obligaciones creadas en Clay. Filtra por “Créditos y Cuotas” y selecciona la obligación de interés y capital de la cuota pagada.

Filtro para buscar obligaciones de créditos ya cargadas en Clay

Y con eso tendrás conciliada la cuota de tu crédito, quedando así:



¿Por qué es importante separar el capital del interés?

Porque contablemente queda asociado el interés a una cuenta contable y el capital a otra cuenta contable y podrás diferenciar efectivamente, al tener varios créditos, cuánto interés estás pagando en total o cuánto capital todavía adeudas.
¿Este artículo te resultó útil?
Cancelar
¡Gracias!